Gracias Félix… ¡y hasta siempre!

Publicado Publicado por La Kukula en NOTICIAS     Comentarios Escribe un comentario
jun
19

Hoy lloramos y lamentamos una pérdida importante, ¡muy importante!, la de Félix Sanz Zabalza, presidente de nuestra Asociación La Kukula, expresidente de la Asociación Cultural de Almadieros Navarros y protagonista principal de la recuperación, salvaguarda y difusión de la historia e intrahistoria de Burgui.

Félix Sanz Zabalza

Félix Sanz Zabalza

Félix, desde su generosidad y desde su conocimiento, fue siempre una persona dispuesta y colaboradora. Y gracias a ello nuestra historia, en todos sus ámbitos y parcelas, ha quedado recopilada en buena medida. Por eso, ciertamente Félix se nos ha ido, pero la huella que ha dejado aquí es ya completamente imborrable.

Y es que son numerosos los trabajos de investigación, recopilación, salvaguarda y difusión relacionados con la historia de Burgui que Félix ha compartido con todos los que, como él decía, “nos sentimos orgullosos de cobijarnos a las faldas de la kukula”. Muchos de estos trabajos -y poesías, otra de sus pasiones- se han ido publicando a lo largo de todos los boletines de La Kukula ya editados. También en este número incluimos su última aportación que se encontraba pendiente de publicar, un pequeño reportaje sobre la “taberna”.

Han sido también diversos, y variopintos, los diferentes libros editados por Félix a lo largo de los años. Sirva este listado como referencia de su pródiga obra:

  • Maderistas y almadieros del Roncal (1993)
  • Viejos usos, palabras y expresiones de Burgui (1997)
  • Burgui, un pueblo con historia (2001)
  • Viejos y nuevos relatos (2005)
  • Almadías por los ríos de Navarra (2008)
  • Un día de otoño (2008)
  • Tipos y vidas. Burgui: siglos XVI-XIX (2010)
  • Ventanas a la tarde (2012)
  • Las brujas de Burgui (2013)
  • Duodécimo año triunfal (2015)

En reconocimiento a la labor de recuperación del patrimonio almadiero recibió la “Almadía de Oro” en el año 2006 desde la Asociación de Almadieros Navarros.

felix2

Huella imborrable por lo tanto. Y no hay exageración en esto. Antes de Félix nuestra historia era mucho más ambigua, estaba difuminada, sabíamos tan solo algunos pasajes que en muchos casos tenían más de épico que de realidad; y con esos conocimientos fuimos tirando durante siglos. Y tuvo que llegar Félix para extraer de los archivos toda la historia de Burgui, para documentarla, para ordenarla, para redactarla y publicarla. Y ahora nuestra historia ha quedado a la vista, sin ambigüedades, tal cual, con sus luces y sus sombras… sin nada que ocultar, sin nada que exaltar, huyendo siempre de apasionamientos desmedidos, ¡con profesionalidad!. Y este trabajo que él ha hecho ha venido a reforzar nuestra identidad y nuestro orgullo de estar enraizados aquí y no en cualquier otro lugar.

Para entender toda esta labor, todo el tiempo dedicado, todo este esfuerzo que él ha hecho en estas últimas décadas, basta con leer el poema, escrito por él, que publicamos en la última página de este boletín. Sin ese sentimiento, sin esa sensibilidad, sin ese amor a sus raíces… nada de cuanto ha hecho Félix hubiese sido posible. Y es que Burgui, sus gentes, su historia… fue la verdadera pasión de Félix.

Desde nuestra amistad hacia quien ha presidido hasta ahora La Kukula, desde nuestro profundo agradecimiento hacia todo su trabajo, que ha permitido dejarnos un legado que no tiene precio; desde nuestra admiración por su disposición, que tan fructífera ha sido… quede aquí, en letras de imprenta, nuestra pena y nuestra gratitud por esa accesibilidad que siempre le caracterizó a Félix.

Ya no le vamos a ver en nuestros actos culturales; ni veremos su sonrisa; ni le veremos pedalear con su bicicleta valle arriba; ni portar la cruz procesional, símbolo de la fe que heredó y de la que dio testimonio.  Y sin embargo no va a dejar de estar. Este, entre otros, es su mérito. Burgui es patrimonio histórico, cultural y humano; todo ello confluye en nuestro compañero Félix. Hasta siempre, amigo. Y gracias.

Colectivo Cultural La Kukula

Escribe un comentario